martes, 1 de enero de 2008

cuatro inviernos.-

Te regalo mi primer pensamiento del '08. Cuando todo empezó, pensé que lo más difícil sería el principio. El recibir malas noticias y tenerlas que digerir; adaptarme a un nuevo tipo de vida, en contra de mi voluntad; querer llorar y reprimir las lágrimas. Me acuerdo de aquella tarde que me dijiste vámonos a pasear. Fue durante aquel paseo cuando me introdujiste de golpe en el mundo de los adultos. Me intenté comportar como tal a pesar de no sumar ni una docena de inviernos. Me enfadé con el mundo porque nos estaba dando la espalda.

Durante cuatro años viví un invierno sin fin. Todó quedó frío y a mí se me heló el corazón. Cuando asomaba algún resquicio de luz, suplicaba que fuese el inicio de la primavera y no un cálido, pero triste, día soleado en mi invierno longevo. Sin embargo, aquel invierno cesó tras cuatro años para dar paso a mi primera, y única, edad glacial. Hoy sumo el cuarto aniversario a mi época más fría. Lo peor de todo es que no tiene fin, y antes acabará congelándome ella a mí que yo derritiendo su reino.

Resulta que, cual Atlas obligado a sostener la bóveda del cielo, a mí me impusieron sostener la del tiempo. Los dioses me señalaron con el dedo, sin percatarse de que encomendaban la labor a alguien que se derrumbaba con facilidad. Todo aquello que empezó hace tiempo, se convierte, cada año que empieza, en un tragedia griega.

Papá, ¿has visto? jamás te olvidaré. Pese a que todo se nos acabó demasiado rápido, eres el único a quien me quiero parecer.

Cada año que empieza entiendo menos esto que muchos llaman vida*

2 comentarios:

Arturo dijo...

"Me enfadé con el mundo porque nos estaba dando la espalda."

Betty dijo...

Buf María, a cada escrit que llegeixo dedicat al teu pare la pell se m'eriça i els ulls s'envidrien per donar pas a les llàgrimes. Puc sentir la teva tristesa, la teva impotència... la teva època glaciar!

Realment admiro que puguis escriure amb aquesta enteresa i sinceritat sobre un fet tan dolorós i inexplicable. És la vida, sí, però que dura que resulta sovint!

Jo em quedo amb la frase que dóna nom a una cançó d'Els Pets: "la vida és bonica però complicada". Ho vulguis o no, has de tirar endavant, sempre endavant. Pensa que et va deparar una prova molt difícil de digerir i suportar; tanmateix, n'estic segura que també et té reservats molts plaers per descobrir. Està en les teves mans seguir al peu del canó i palpar aquestes noves realitats que t'esperen.

Ànims i una abraçada!

P.D.: Aquest comentari va pels dos escrits, són impressionants, culpidors! No tinc més paraules...