viernes, 19 de octubre de 2007

Extraña

Esta mañana ha ido a pasear por la playa. Primero por las rocas, luego por la orilla. Veía la inmensidad del azul y pensaba en todo aquello que albergaba; parecía un lugar perfecto. Todo estaba tranquilo, hasta que las olas llegaban con fuerza y chocaban contra los espigones. Y es que a lo mejor, incluso la calma del mar, escondía una fuerza interior extraña. Y ella, mientras paseaba, discurría que, tal vez, en su interior, también existía una extraña.
Y empezó a pensar en esa posibilidad. Y era creíble... Muchas veces notaba cómo algo ardía en su interior; aquel sentimiento, aquellos pensamientos. No pertenecían a su ser. Exacto: era la personalidad de su extraña. Posiblemente, ella era la culpable de sus enfados y de sus reacciones. Y todo porque la extraña que había dentro nunca mentía.
Jamás había hecho el intento de salir, ni despuntaba características de su personalidad; pero ahora todo era diferente. Tenía la necesidad de mostrar que estaba molesta, enfadada, decepcionada, frustrada y, sobre todo triste. Y esa extraña era la que cada mañana se encaragaba de mostrarle cómo era el mundo y lo que ocurría en él.
Y supo que llevaba tiempo en su interior, pero negaba su existencia.
Y supo que era ella quien, desde su interior, le chivaba que los viernes, a partir de las ocho de la tarde, el mundo era un lugar triste.
No es beig, es vainilla...*

1 comentario:

Arturo dijo...

et fas estimar mimada! magrada arribar a ls 3:09 del mati i poder llegir algo aixi, tot i que preferiria que la extraña et fes somriure, haig d'admetre que estic aliviat que no et fasi anar donan trets per tot arreu matan els nostres coneguts "villanos". quan vulguis na al cine mo dius k tacompanyo encantaaaaaat (tot i k la joven austin em fa pal t'acompanyaré tmb)


PD: EEIIIIIII PROFE DE LA MIMADA salutacions de part de un negre que vol que li posis un 10 per ser el futur del periodisme internacional!! i siusplau no li permeti mai que entri al mon de la radio!