domingo, 14 de octubre de 2007

La pieza

Intentó volver a formar parte de un mundo que ya no era para él. No poseía la pieza clave.

Aquel retorno representaba el asentamiento definitivo en una realidad que no quería acabar de afrontar. Parecía que nada hubiese cambiado, pero no era así. En realidad, ya nada era los mismo. No poseía la pieza clave.

Prescindía de algo muy cercano a él, no; estaba aprendiendo a prescindir de algo que, hasta el momento, había sido muy cercano a él. Jamás le había costado tanto conseguir algo. No obstante, aún no lo ha conseguido. No poseía la pieza clave.

Las ilusiones se rompían, la esperanza se diluía entre mil y una frustraciones. Poco a poco se dio cuenta de la necesidad que tenía de encontrar su lugar... en un nuevo mundo, donde no importase no poseer aquella pieza clave.



Y sigue mi diálogo*

1 comentario:

Arturo dijo...

jo vull que em diguis quins escrits son teus, i quins no pk em faig un lio i no se quins admirar i quins venerar