sábado, 13 de octubre de 2007

el país de nunca jamás

Ayer volvió a pensar en su Nunca Jamás.
En aquellos niños convencidos de que serán como Peter Pan.
En aquellas jóvenes que sólo podrán ser como Wendy.
En aquellos niños perdidos.

Ayer volvió a pensar que sólo hay que creer.

Y ayer, decidió que sería moderadamente feliz.

2 comentarios:

Arturo dijo...

pues si ayer decidio ser moderadamente feliz, hoy toca ser bastante feliz y por supuesto mañana tocara ser MUY feliz

Anónimo dijo...

si no hi ha més remei q créixer, si no hi ha més remei q conformar-se en ser la Wendy, si no hi ha més remei q no conèixer el camí a nunca Jamás...
aleshores només ens queda recordar-ho tot amb un gran somriure i ser feliços...grans, però feliços. =)

testimo princesa*

Lara