viernes, 9 de noviembre de 2007

su libreta

La libreta negra empieza a flaquear. Está vieja y la goma que recoge todo lo que hay en su interior ya no da para más. Pero aún así, es la libreta. Cuando no me ve la cojo y la retengo en mi poder. Me gusta jugar con ella entre mis manos y, con los ojos cerrados, olerla. Desprende algo indescriptible y, para muchos, imposible de entender. Creo que es un tesoro que debería estar al alcance de todos.

Hace tiempo que empezó la escritura en las hojas color beig de la libreta. Fue aquel anochecer. Lo recuerdo como si fuera ayer. Estaba en su habitación y de fondo se oía una canción tenue. Esperaba una llamada para conocer el desenlace de aquella historia. Cuando el teléfono sonó por tercera vez se levantó. Iba con paso firme pero tranquila. Una serenidad imposible de describir. No lloraba, tan sólo una lágrima daba un brillo especial a su ser. Después de aquello conocí el amor más sincero que he visto jamás.

Sé que echa de menos pronunciar su nombre. Odia no poder explicarle las cosas. Le encanta que le digan que se parece a él. Y tienen toda la razón, porque ella es la caricatura perfecta de lo que un día fue él. Se sumerge entre mil letras de literatura, como hacía él. Entre las páginas busca las anotaciones que él hacía para recuperar su más sincero recuerdo. Y sabéis, quiere poseer la joya de la corona. Su reloj.

Acabo de descubrir que sí, esta libreta es un tesoro, pero sólo de ellos dos. He necesitado años para darme cuenta de que todo lo que les robaron se encuentra en esa libreta. Por eso, la dejaré para siempre en el mismo lugar y que siga siendo de ellos, sólo de ellos.

Escribiré en esta libreta todo aquello que no te puedo contar. Te quiero. Dulces sueños*

1 comentario:

Arturo dijo...

... ultimament hem costa entendre del tot per on vas... pero sembre que llegeixo la paraula beig se m'ilumina la cara jej.
tot i no entendreu del tot magrada el que escrius, i ultimament mes que el que escrivies avans! i ja era molt!

*quiere poseer la joya de la corona. Su reloj* (jo aquesta frase l'entenc com vui, i com vui es perfecte)