miércoles, 7 de noviembre de 2007

vainilla

Te voy a contar un secreto...

Existe un mundo perfecto, de momento irreal. El negro ya no es importante. No existen colores brillantes pero predomina un beig, perfecto para la ocasión. No sé si viven princesas, hadas, principitos o héroes. Pero tengo claro que los villanos no existen, aunque en este mundo hay un lugar guardado para él porque ya no será villano; me volverá a querer. Es como un pequeño planeta y siempre que uno lo necesita se pone el sol, porque una puesta de sol alegra los corazones verdaderamente tristes.

Huele a vainilla o sabe a vainilla, aún no lo tengo claro. En cualquier rincón hay un pequeño árbol sobre el que recostarse para leer auténticas bellezas de la literatura; pero también pequeñas cabañas donde cinefilar con los grandes estrenos. Conviven razas y categorías. Hay paisinhos corriendo por las calles y pibes dándole al balón. La mezcolanza digna de un mundo perfecto

Cada noche, antes de irse a dormir en este mundo perfecto, alguien explica un cuento. Un cuento de aquellos que hacen pensar a los mayores y que llevan a los más pequeños a los dulces sueños que las estrellas han preparado para ellos.

Pero shhhhh, es un secreto. Ahora sólo te falta descubrir el lienzo donde poder pintar para conseguir que esta perfección sea real...

Guárdame el secreto*

4 comentarios:

Arturo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Arturo dijo...

M'encanta, m'ecanta, m'agrada mooolt i la veritat es que nose ben be perque, perque ni crec haver-lo entes com deuria... pero te un algo aquest text. Me'l guado oki?

a, i si vols jo et guardo el secret, pero quan acabis de pintar, ja em deixaras el lienzo y el pinzel!



un petonet protagonista heroica

Endeis dijo...

mmmmm...fa olor a positivisme...pot ser?magrada :)
un ptonet!tstimuu!!muaaa*
Lara

Endeis dijo...

...crec haver-ho entès...o potser no, com estic més p'allá q p'acá, però diria que he captat l'essència de l'escrit i m'agrada perquè jo també el vull pintar aquest món...potser sí que el podrem fer realitat.
Un petonet wapi,

Endeis