lunes, 10 de diciembre de 2007

cuando.-

Cuando el amor sea algo efímero; despiértenme.
Cuando sea capaz de odiar; díganme que me duerma.
Cuando el mundo deje de ser mundo, vengan a buscarme.
Cuando pueda irme porque nada me ata; provéanme de un billete, pero sin viaje de vuelta.
Cuando pueda volver a soñar; déjenme tal y como esté.
Cuando todo se vuelva aún peor de lo que está; acólchenme como si de una criatura se tratara.
Cuando mis deseos dejen de ser imposibles; avísenme para saber que entonces puedo empezar a soñar.
Cuando me esté descolgando de esto que vosotros llamáis mundo; socórranme de mi más hondo agujero.
Cuando te quiera mirar a la cara; prohíbanmelo, no te lo mereces. Y no se trata del villano.
Cuando algo bueno me ocurra, pellízquenme para saber que no es otro sueño del que no quiero despertar.
Cuando me queráis llamar cobarde; no tendréis que venirme a buscar porque estaré justo delante vuestro para oíros.
Cuando algo roce la perfección; grábenlo.

Y ahora, permítanme que invierne, como si de una bestia se tratara...

1 comentario:

Arturo dijo...

El cuando de posibilidad...la mitad de cosas no se cumplirar, le pesen a la heroina y al dibujante, y la otra mitad si se cumplen intentaremos hacer lo que nos pides.





PD.com sempre no he pillat lo del villano...