sábado, 29 de diciembre de 2007

tu perfección.-

Un mismo día supuso el renacer para ti y el morir para mí. El coche albergó mi último suspiro antes de bajar para ya no subir jamás. El mundo se detuvo para luego reanudar su marcha a contracorriente. Me enseñaste a querer, me mostraste un mundo del que sólo conocía el lado oscuro. Decidí emprender esta historia contigo y pensé que podríamos firmarla juntos. Viajes, noches y millones de momentos que cercioran que me quisiste. Pero no fue una historia de dos...

Después de aquella noche, de la que no recuerdo ni el último beso, todo se tiñó de un tono más oscuro. Eras uno de mis focos de luz principales, y te apagaste sin más. Recuerdo perfectamente aquello que sentía; el miedo, el pánico... Y aún maldigo el momento en que decidí hacerte la pregunta. Pero, a sabiendas de que tu vuelta era el principio de nuestro fin, escribí las 65 palabras más sinceras de aquel momento... y de hoy.

¿Per què t'estimo? en 65 paraules*
T'estimo perquè, un dia, en el moment adient, vas fer que em deixés portar.
T'estimo perquè m'has ensenyat un món que ningú m'havia volgut mostrar. Perquè has compartit aquest món amb mi.
T'estimo perquè vas estar amb mi aquella nit d'eclipse i t'ho vaig confesar; només a tu.
Perquè mai he estimat d'aquesta manera. T'estimo*
[agost '07]

Hace ya varios meses de aquella noche y las cosas no mejoran. Peor aún, hay algunas que incluso empeoran. Intento olvidarte, intento no quererte, intento asimilar que ya no te tengo. Pero todos y cada uno de estos i n t e n t o s son en vano porque no llego a conseguirlos. Me hundo en mi miseria. No tengo fuerzas para salir del agujero negro que yo misma he ido cavando. Después de todo, aún te sigo queriendo.

A todos los que leéis estás líneas os doy la bienvenida a mi más triste historia de la que podéis formar parte y de la que no se prevé un fin inmediato.
A ti, que existes en mí más de lo que deberías, te doy la bienvenida a tu más perfecta historia, de la que no soy ni protagonista ni tengo un papel. Porque para que una historia sea perfecta tiene que ser s ó l o de dos.

2 comentarios:

Arturo dijo...

qui deia que 65 paraules eren masa poques,,,en veritat tenia rao el profesor que deia que era la quantitat perfecte per escriure sobre qualsevol cosa.


un pto

RosaMaría dijo...

Una hermosa forma de catalizar el dolor, hablar y expresarse escribiendo, hasta que éste vaya menguando. Un saludo