miércoles, 29 de octubre de 2008

la razón.-

Y si tienen razón Y si tienen razón Y si tienen razón Y si tienen razón Y si tienen razón Y si tienen razón Y si tienen razón Y si tienen razón... No es el estribillo de una canción ni la respuesta a la pregunta segura de un examen. No es la combinación ganadora de un concurso ni tampoco la solución a todos los problemas. Son las palabras que se graban en la mente, que se tatuan en el cuello y que se atraviesan en el estómago. Es la fórmula exacta que destroza lentamente un cuerpo sin coraza. Son clavos ardiendo que se sujetan al sólido. Lo van deshaciendo muy despacio. Desgastan el cuerpo, lo dañan. No lo matan directamente. La tortura es lenta y el placer que esto les supone es más satisfactorio que un gran logro. Es tal el efecto de esta frase que sentencia antes de que la mente del cuerpo pueda pensar. No hay cabida para las objeciones. Definitivamente, tienen razón.

La razón no es un cualquiera. Es poder. Es avanzar o retroceder. Sonreír o llorar. Seguir o parar. No es incompatible con el sentimiento pero cuando los dos entran en guerra, Razón es el león y Sentimiento la gacela que se intenta imponer pero tan sólo es eso, un mero intento. El león siempre acaba con la gacela. Pero lo peor es que la razón no se controla. Se adquiere. Y ellos la han adquirido pero ella daría mucho para controlarla.

Definitivamente, tienen razón*

5 comentarios:

Arturo dijo...

No tiene nada. Por no tener no tiene ni la seguridad de que no se pueda averiguar quién o quienes posee esa lengua de veneno, pero lo que si que tiene es el convencimiento que las mentiras, por grandes que sean, solo son eso, mentiras, y si no se da cuenta de eso y /ella/ tampoco, para eso estamos los que la conocemos.


Definitivamente, no tiene nada, solo mala idea, pero nunca razón.

Anónimo dijo...

Estoy con el Pendragón. Ese no la tiene. Me apena ver que has sucumbido a Lengua de Serpiente. Hoy es un día triste para mí. La pureza de tu alma ha sido mancillada. Ojalá la purifiques.

Tíndalen Bastherdian
El coleccionista de almas

Anónimo dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJAJ

Anónimo dijo...

Es la risa del Diablo. Oid como resuena desde lo más profundo del Averno.



PD Por cierto, jgarcia, ya has quedado con ella? Seguro que tenías ganas. Te mola aunque la quieras cambiar. Si no, no pondrías tanta mala leche.

Arturo dijo...

salsa rosa again?!
...
NOOOOOOOOOOO