jueves, 7 de agosto de 2008

acabé ganando.-

Una mirada perdida, unos ojos que atisban la tristeza, unos labios que odian la soledad, unas manos que ya no acarician y un cuerpo que no siente el calor. Un espíritu que solloza pero no sabe porqué. Se debate entre lo ganado y lo perdido. El camino vencedor no tiene nada que ver con el vencido, por lo que es difícil escoger. La mente no es capaz de racionalizar qué es mejor. Intenta hacer un balance pero no puede. Merodean recuerdos muy ligados a ellos d0s que huyen cuando s0les, di0sas, y 0scuridad se empiezan a dibujar en la noche. La penumbra de las 365 noches pasadas han sabido a muy poco. La espesura del anochecer caía sobre aquel cuerpo sin ningún tipo de remordimiento. La destrucción permanente, noche tras noche. No había nada bueno de aquello. Había llegado, otra vez, la enemiga amiga; soledad estaba cerca. El aniquilamiento de un ser. El pozo más profundo. El camino sin salida.

Déjenme que aproveche este día para explicaros una historia; la historia. Todo empezó cuando Lluvia se apoderaba de la noche y Adiós hacía mella entre ellos. A partir de entonces, Desesperación vivió un tiempo con Soledad. Rabia llegaba unos días pero partía cuando veía llegar a Impotencia. No podían estar bajo el mismo techo porque la mezcla podía ser mortal. Tristeza permanecía cada noche sentada en la cama mientras que Sonrisa intentaba buscarse un hueco en Pesimismo. Y Superación quiso entrar a formar parte del juego, pero trajo consigo la Frustración. Era un fitty fifty. Y entonces se plantó Pasotismo para poner fin toda a esta historia. El Pasotismo llegó con Ilusión, que acabó cuando Valor se encontró con Cobarde. El mundo se había vuelto loco y vivieron muchos meses inmersos en el caos absoluto. Pero, un día, llamó a la puerta Amistad, pero no la suya. Y se acabó todo.

Aquel día, aquel cuerpo que iba camino de ser inservible después de haber sido utilizado sin cuidado, descubrió lo que realmente vale la pena. Aquella noche, hace hoy un año, pensó que se acababa el mundo. Tardó muchos meses en darse cuenta pero, aquel adiós le mostró que la amistad es lo mejor que existe. Querer sin dañar. Es perfecto. Retomar los momentos de chicas e incluir a un dibujante. Ellos son los que le trajeron realmente la superación, las ganas de luchar por vencer, de encontrar un optimismo perdido. Sí, realmente es consciente de que ha ganado más de lo que creía haber perdido.

Aquest diàleg, que torno a convertir en monòleg com molts altres que havia escrit, aquest darrer diàleg és per dir-te que siguis feliç. Fa temps que vaig deixar d'estimar-te, em va costar però ho vaig aconseguir. Però, per molt que ho intenti, mai deixaré d'apreciar-te. I sé que, amb el temps, quan et vegi, et pensi o parlin de tu, seré capaç de somriure recordant tot el que em vas fer viure. Gràcies.

Y mientras escribo, sonrío*

2 comentarios:

Arturo dijo...

Es raro dir-te una especie de "felicitats!" per una cosa així, però si t'ho dic és pk, tot i haver stat un any du, crec k et mereixes un felicitats per com l'has dut, pel que n'has extret i pel que ens has acabat donant als altres.
Aquesta forma de superar el teu "estimar massa" és la esencia de la her0ïna* que dibuixo, el resplandor del s0l* que m'estimo, i les caricies del mim0sin* que tots volem mimar.

Ara nomes cal k, igual que aquest dia 365, el 366, el 366... i així fins al 813*x813*, siguis tan feliç i estiguis tan contenta com últimament ens fas veure.



un petó presi0sa*

Arturo dijo...

PD: error de imprenta... on posa el segon 366 va un 367


...

aixi puc enviart una abraçada tmb ;)