martes, 16 de diciembre de 2008

el punto y final... que aún está por escribir.-

El apoyo no es más que algo efímero que, de tan efímero, ni existe.
¿Dónde estás? Te echa de menos. No a aquel que perece por siempre jamás, sino al otro que un día se fue diciendo adiós, y nada más. Siempre tuvo claro que la caducidad les llegaría algún día, pero el día sobrevino de golpe y digerirlo fue difícil. Se convirtió en una lucha interna que acabó con su persona pero que al final consiguió vencer.
Después de todo aquello, ¿sabes qué ha quedado? Nada. Un cuerpo que ya no te desea pero que te echa de menos. Y eso es mucho peor y duele más.
Existe un saco lleno de recuerdos, momentos únicos y un sinfín de acciones que derivaron en lo más bello jamás vivido. Es por eso que te echa de menos. Del todo se pasó al nada dejando a un lado el un poco. Imposible contarte algo porque no sabe dónde estás. En realidad sí, pero la distancia parece mucho más larga, y sobre todo, muy complicado hacer que disminuya.
Pero sólo pide un rato. Un rato que se acabe convirtiendo en una costumbre y en recuperar el tiempo perdido. Sólo quiere la posibilidad de que la conversación racional no sea una utopía; como tantas que ya existen.
Atrás quedaron los reproches pero enfrente está la desgana que propicia una situación incómoda. ¿Por qué no acabáis con todo esto? Es un juego de niños, pero estúpido. De los que no vale la pena jugar. Donde lo que prevalece es que uno de los dos se deje vencer para empezar, otra vez. Pero ahora, diferente.
¿No estáis cansados ya? Madurar, chicos, madurar. Seguro que todo es más sencillo de lo que vosotros os pensáis pero, eso sí, empezar los dos. Luego ya sumaréis, pero dar el primer paso vosotros.
Yo conozco a alguien que realmente se muere de ganas por volverte a hablar. Creo que lo empieza a necesitar de verdad. Yo, mientras, puedo seguir escribiendo párrafos y párrafos... pero vosotros ponéis el punto y final a la historia que desencadenó en horrible para empezar un nuevo capítulo.
jo només demano poder parlar amb tu... com abans*

3 comentarios:

Anónimo dijo...

me gusta el texto...
-Jordi-

ultraRosa dijo...

me gusta tu blog ;) te invito al mio, http://ultrarosa.blogspot.com

Arturo dijo...

Resultó que el villano no era tan villano, eso lo descubrimos hace tiempo; que éste era uno de los únicos temas en los que no sabríamos ponernos nunca de acuerdo; que siempre existiría un algo en esa historia; pero que pese a todo, cada cosa que se descubría de la cabeza del her0e de vainilla, la hacía más fuerte de lo que nunca jamás podría ser nadie a los ojos del que la dibujaba